Los suelos de madera siempre son garantía de calidez y confort. Hoy en día se pueden encontrar acabados para todos los bolsillos y diferentes estilos.

Desde el parquet natural, al laminado en tonos mates o brillantes.Por eso os traemos esta colección de consejos básicos:

1. ¿Que tipo de parquet vas a utilizar?

En el mercado existen suelos laminados por un precio muy económico, desde aproximadamente 5 euros, hasta los 40 euros. ¿A qué puede ser debida esta gran diferencia en el precio? A la calidad global del parquet, al diseño, la marca…. Lo cierto es que muchas veces se «confunde» la calidad del parquet con la clasificación de resistencia, que se mide como AC3, AC4, AC5 ó incluso AC6. Pero lo que marca la «calidad» de un parquet es la CLASE 31, 32, 33…., que engloba multitud de aspectos… entre ellos la resistencia al desgaste, referenciada por los ya famosos «AC». Éste último aspecto es sólo una característica más de las que conforma la «Clase» del parquet laminado.

En la escala de «resistencia»  tenemos  gama baja AC3, la gama media AC4 y la superior AC5. Cuanto más elevado sea el número en la escala AC, mayor será la resistencia al rayado. Otro aspecto importante será el del grosor del suelo; a mayor grosor más será la confortabilidad. Tengan cuidado con suelos demasiado finos (5 – 6 mm) ya que a la larga las planchas podrían curvarse. Por este motivo le aconsejamos instalar suelos a partir de 7 u 8 mm de grosor.

«Cuanto más elevado sea el número en la escala AC, mayor será la resistencia al rayado»

Es importante citar que dentro del suelo laminado tenemos el de tablero hidrófugo.  Esta clase de suelo tiene la ventaja que entre pieza y pieza lleva una parafina que lo impermeabiliza, haciendo que los líquidos no se filtren en la junta, lo que ayuda a prevenir el hinchamiento del panel. Son muy aconsejables esta clase de suelos en lugares donde haya niños pequeños que puedan volcar cualquier líquido al suelo ya que evitaría el posible daño de cualquier zona del respectivo pavimento. Este tipo de suelos será también muy recomendable en lugares donde haya animales domésticos.

2. ¿Madera natural o laminado?

Es evidente que la madera natural tiene una belleza que pocos laminados pueden imitar, pero también lo es que al tratarse de un elemento vivo, puede darnos muchos problemas si no somos suficientemente cuidadosos con él. Una casa en el campo o un hogar con mascotas, seguramente no sea el lugar más adecuado en el que instalar un suelo de parqué natural. Sin embargo un laminado puede ser el perfecto candidato para estos hogares (queda casi igual de bonito, estéticamente parecido, y es mucho más fácil de mantener o limpiar). Si te declinas por el laminado recuerda elegir un modelo a partir de un AC4 (así nos aseguramos la máxima resistencia).

3. El tipo de madera

Los tipos de madera que más se suelen emplear son el pino, fresno, cerezo, haya, jatoba, roble o incluso nogal. Por supuesto cada uno con una dureza y precio bien distinto. Por eso al margen de gustos personales, es fundamental asesorarse bien sobre el material con el que esperamos convivir muchos años. Concienciados con el medio ambiente, cada vez son más los que exigen maderas con certificado ecológico FSC (maderas procedentes de bosques sostenibles). Recuérdelo cuando hables con el proveedor para estar seguros de elegir este tipo de maderas.

 

4. ¿Se puede poner en el baño?

La teoría clásica dice que no. La humedad del baño y sus vapores no son la mejor medicina para tu espectacular suelo de madera. En cualquier caso, siempre nos quedarán los porcelánicos o los vinílicos que tan bien la imitan (mucho más fríos es verdad, pero igual de bonitos y mucho más sufridos).

5. ¿Parquet en la cocina?

Si tu cocina es un poco de adorno, y lo máximo que haces es algún desayuno o unas pizzas, adelante con la natural… Pero si en tu cocina se hace una vida normal, y caen manchas como en la mayoría de casas de los mortales, mucho mejor un laminado o vinílico de alta calidad. No son acabados económicos, es la verdad, pero tienes suelo para años en las mejores condiciones. Madera + Hidraúlico ¡Éxito total!

6. La forma de instalarlo también cuenta

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *